Por: - marzo 26th, 2010 - Sin Comentarios »

Los 10 alimentos más peligrosos de la gastronomía

Rayos! Con sólo ver la foto de este sabroso completo en la lista de las peores comidas para nuestro cuerpecito me da depresión. Lamentablemente es así, el hot dog, perro caliente, completo o como quieran llamarlo, encabeza la lista de los alimentos más peligrosos de la gastronomía, según la revista Times. Quieren saber el resto de la lista? Ok. Sufran

El segundo lugar lo tiene el pez globo. Algo malo y bueno. Malo porque es uno de los alimentos más venenosos del planeta y bueno porque está en Asia, así que las probabilidades de que nos envenenemos con este pescadito son bastante escasas. En tercer lugar se encuentra el ackee, una fruta de Jamaica que según dicen es exquisita, pero que si la prueban y aún no está madura, es mortal.

Otro malo de la lista es uno de mis aperitivos favoritos: El maní. La gente que es alérgica y no lo sabe, puede morir de asfixia con sólo probarlo. Obviamente ya descubrí que no soy alérgica al cacahuate porque a la fecha debo haber ingerido unos 10 kilos, pero de que es malo, es maaaalo (Además de muy calórico) Siempre hemos escuchado (Hasta el cansancio) que hay que comer frutas y verduras, pero hay que tener cuidado con las lechugas y espinacas ya que pueden estar infectadas con novovirus, responsable del 50% de las gastroenteritis en EEUU.

Y bueno, más raro aún: El atún. Esto, porque tiene un alto porcentaje de mercurio y puede causar daños en el sistema nervioso. De hecho, a las mujeres embarazadas se les prohíbe comer atún durante la gestación. Otro alimento es la tapioca. Por lo que averigüé, es una harina que viene como en bolitas y que si se prepara mal puede ser fatal ya que produce cianuro. Adiós tapioca.

El favorito y necesario para empezar el día de muchos: El café. Puede causar taquicardia, insomnio y daño en los dientes (Además de graves quemaduras si se toma muy caliente) Los amados champiñones (Not for me) son peligrosos ya que algunos son alucinógenos y otros son venenosos, por lo que queda prohibido comerlos en estado silvestre. No se entusiasmen con eso de ser “alucinógenos”, pueden encontrarse con Satanás.