Julia-Roberts

¿Qué celebrities jamás han pasado por el quirófano?

Sí, porque todavía quedan en Hollywood mujeres que jamás se harían algún retoque. Algunas lo confiesan abiertamente, mientras que otras no son, hasta este momento, sospechosas de haber recurrido al bisturí para arreglarse uno que otro “detallito” en sus rostros o cuerpos.

Uno de los mejores ejemplos de que para ser estupenda no hace falta ponerse en manos de un cirujano es Julianne Moore. La nominada cuatro veces al Oscar tiene ya 50 años, recién cumplidos, y cómo podemos ver el tiempo aún no le pasa la cuenta. “Odio condenar a la gente, pero no creo que nadie se sienta mejor (con cirugía). Sólo parece que se hacen algo en la cara y no pienso que encontremos en ellos aquello que nos resulta instintivamente atractivo”, revelaba la actriz a una importante revista hace ya algún tiempo.

A sus 64 años, Susan Sarandon es otra “madura-sexy”. La ex de Tim Robbins siempre supo que para conseguir más papeles en la Meca del cine era necesario operarse, pero nunca cayó en la tentación. “Si estás disgustada por tu aspecto a los 25 años, la vida va a ser dura contigo. Simplemente disfrútalo y deja de preocuparte de si tus muslos son demasiado grandes”, confesó Susan.

Si resulta sorprendente que todas estas mujeres se hayan resistido a la cirugía estética, lo de Sarah Jessica Parker suena bastante chistoso. Al igual que su personaje en “Sex and the city”, la actriz está muy obsesionada por las tendencias de moda, aunque siempre ha aceptado su físico. Según confesó recientemente en “Elle”, asume que envejece cada día “como esas flores que se marchitan delante de ti en las películas de fotografía secuencial”.

Julia Roberts también fue tajante al declarar hace unos meses en ‘Elle’: “Tu rostro cuenta tu historia y no debería contar la de tu paso por el quirófano”. Por su parte, Anne Hathaway explicó a la misma publicación que cuando tenía 23 años le propusieron que se inyectara bótox y se negó porque atentaba contra sus principios.

Para que vea, aún existen famosas totalmente naturales en Hollywood. Pero cada vez son menos las que se atreven a confesarlo…

Relacionados